Categorías

Ningún producto

A determinar transporte
0.00 € Total

Confirmar

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Cantidad
Total
Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su cesta.
Total productos:
Total envío:  A determinar
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Ir a la caja

Mantenimiento de verano de la piscina

En primer lugar queremos puntualizar que en caso de cualquier duda o desconocimiento, lo idóneo es contactar con un profesional. En Piscinas Géiser estamos encantados de ayudarle.

Seguridad en la piscina

Elementos eléctricos:

Resulta de capital importancia el buen estado de los elementos y conexiones eléctricos de su piscina. La estanqueidad del cuadro eléctrico y los cables. No asuma ningún riesgo en este sentido. Su piscina es un bien de lujo del cual disfrutar.

Seguridad en la piscina - Piscinas Géiser

Antes de manipular cualquier elemento eléctrico, asegúrese de que se encuentra sin tensión.

Compruebe periódicamente – los fabricantes suelen recomendar un test mensual – el funcionamiento de los diferenciales del cuadro eléctrico. Son elementos como el de la imagen o similar.

Llevan un botón que debe pulsar para realizar el test. Si al Pulsarlo no salta el automático, el diferencial no funciona Debidamente. Sustitúyalo inmediatamente antes de usar la piscina.

Asegúrese que todos los elementos eléctricos instalados cumplen con la normativa europea y el Reglamento de Baja Tensión.

La presencia de un centro de transformación próximo a la instalación puede provocar un nivel de corriente superior a los 220V, implicando un peligro para los distintos elementos electrónicos.

Las instalaciones eléctricas pueden exigir según su capacidad de inspecciones periódicas. Ello viene dispuesto en el Reglamento electrotécnico para baja tensión y sus correspondientes Instrucciones Técnicas Complementarias.

Productos químicos. Almacenamiento. Manipulación.

Guarde los productos químicos en lugar seco, aireado y protegido. Fuera del alcance de los niños. No expuestos a fuentes de calor. Recomendamos que mantenga el producto en su envase original con la etiqueta, en posición vertical, correctamente cerrado.

Evite almacenar un producto líquido sobre otro sólido.

No mezcle o utilice productos químicos de manera simultánea; algunos productos hacen reacciones peligrosas en tales casos. Los productos sólidos ofrecen una mayor seguridad para prevenir su mezcla o derramamiento.

Lea con atención las etiquetas de los productos. Cada fabricante ofrece un modo de empleo, un nivel de concentración y unas características diferentes. No se fíe por haber utilizado un producto similar con anterioridad.

Es conveniente para la manipulación el uso de guantes y gafas de protección. Si es posible, hágalo siempre en espacios abiertos.

En caso de contacto accidental, lávese con agua abundante durante varios minutos, para después consultar con un médico informando del producto concreto.

En caso de incendio llame a los bomberos. No acceda al lugar donde se encuentran los productos. Infórmeles sobre la existencia de los productos.

Productos químicos - Piscinas Géiser Productos químicos - Piscinas Géiser

El agua de la piscina

El mantenimiento del agua de nuestra piscina se verá condicionado en primer lugar por su proveniencia. El hecho de que se trate de agua de pozo, ríos, estanques, o agua de la red pública.

En toda la Península a excepción de Galicia predominan las aguas básicas, es decir, superiores al nivel de pH neutro, 7. Esta excepción también se produce en las Islas Canarias.

Las aguas que no provienen de la red suelen ser más duras, resultando recomendable llevar a cabo una analítica de laboratorio para conocer sus cualidades. Unas aguas con una elevada carga de residuos metálicos puede dañar el liner debido a la oxidación de dichos residuos.

Tratamiento químico del agua:

El tratamiento del agua consiste principalmente en un producto de uso ordinario que lleve a cabo la desinfección de la misma junto a otros productos y tratamientos de carácter eventual para corregir el estado del agua.

En este sentido podemos distinguir los siguientes tipos de tratamiento:

Regulación del pH: el nivel de pH es la concentración de iones de hidrógeno en el agua, medido en una escala de 0 a 14. 7 es el pH neutro, tratándose de una agua ácida para valores inferiores o básica para valores superiores. Lo idóneo es mantener el agua entre 7 y 7’8. En Piscinas Géiser buscamos mantener un nivel de 7’2 considerando que en la zona central el pH tiende a subir.

  • Agua con pH elevado:
    • Se reduce el efecto del producto desinfectante.
    • Olor del agua a cloro debido a la presencia de cloro combinado – las cloraminas.
    • Aparición de precipitaciones calcáreas en paredes y suelos del vaso.
    • Ataca la capa ácida protectora de la piel.
  • Agua con pH bajo:
    • Irritación de los ojos y la piel.
    • Inhibición de la floculación.
    • Corrosión de las partes metálicas de la piscina como escaleras o pasamanos.

Desinfección de la piscina: el hipoclorito de sodio o cloro es el producto más comúnmente utilizado para la desinfección del agua. Se presenta en estado líquido o sólido, este en pastillas, granulado o en polvo. La adición debe procurarse de manera automática siendo obligatorio en piscinas públicas o comunitarias. En piscinas particulares, es común disponerlo en pastillas en los skimmers, hábito prohibido en piscinas públicas. Existen dosificadores flotantes igualmente. En cualquier caso, cuide de que el producto no quede al alcance de los niños. Dosifique el producto de acuerdo con las indicaciones del fabricante. Un nivel de 1 a 1’5 ppm de cloro libre en el agua resulta idóneo.

En algunos casos es recomendable realizar una cloración de choque con un nivel de cloro elevado. Recomendamos esta práctica previamente a la apertura de una piscina cuya agua se ha conservado durante el invierno. También es el procedimiento adecuado para terminar con un problema de presencia de cloraminas.

Tratamiento antialgas: el tratamiento antialgas comprende tanto el tratamiento de prevención, con productos antialgas, como el tratamiento para eliminación de algas presentes, con el uso de algicidas. Las horas de filtración insuficientes, un pH desajustado o el nivel bajo de cloro en agua son tres de las principales causas de aparición de algas.

  • Algicida: productos más fuertes que combaten la presencia de algas en la piscina. En estos productos apreciamos grandes diferencias según cada fabricante en usos y resultado. Le recomendamos especialmente para el algicida que compre un producto de calidad y acabe en unas horas con su problema.
  • Antialgas: tratamiento preventivo regular. Muchos productos multifunción incluyen desinfectante, antialgas y otros elementos. Si utiliza uno de ellos puede resultar suficiente. En caso contrario, o de manera complementaria, la adición periódica de un antialgas puede ayudarle a prevenir la aparición de algas y mantener el agua cristalina. En cualquier caso, un nivel de 1-1’3 ppm de cloro libre en la piscina es probablemente el mejor antialgas.

Floculante: el floculante es un producto químico que provoca que las pequeñas partículas presentes en suspensión en el agua precipiten al unirse a ellas y hacerlas de mayor tamaño y peso. De este modo, o bien con el limpiafondos, o bien por retenerse en el filtro de la depuradora, eliminaremos estar partículas del agua, dando a la misma un aspecto cristalino.

Mantenimiento del agua durante el verano:

Mantenimiento del agua - Piscinas Géiser

La depuradora de la piscina dispone de un filtro relleno de arena de sílice, cristal u otros elementos para llevar a cabo la filtración del agua.

El agua de la piscina llega a la bomba de la depuradora a través de las llaves de sumidero, skimmer y barredera. El motor impulsa el agua hasta el filtro donde la misma atraviesa el elemento filtrante antes de volver a la piscina por la tubería de retorno o impulsión.

En el filtro podemos disponer de una batería de válvulas para piscinas de tamaño grande o bien de una válvula selectora.

Es fundamental conocer perfectamente el funcionamiento de todas las llaves. Desde Piscinas Géiser le recomendamos un conocimiento lógico de los caminos que debe seguir el agua en cada proceso frente a los esquemas memorizados que nos pueden jugar una mala pasada al recordarlos de memoria.

Si usted entiende el camino que el agua debe recorrer y, no menos importante, nunca se confía en el manejo de las llaves por tiempo que lleve haciéndolo, minimizará al máximo las posibilidades de equivocarse.

Filtro con bateria - Piscinas GéiserFiltro con bateria - Piscinas Géiser

Mantenga durante toda la temporada de verano el nivel del agua en torno a la mitad del skimmer. Dada la evaporación y pérdida de agua por lavado de arenas, chapoteo…recomendamos pecar un poco de exceso para no quedarnos nunca con el nivel por debajo de los skimmer.

El normal funcionamiento de la piscina será en posición de filtración. También debemos conocer como disponer las llaves para las tareas de lavado de arenas, enjuague, vaciado de la piscina, limpieza mediante limpiafondos hidráulico o cerrado. Le recordamos que su depuradora puede disponer de llaves adicionales a las mencionadas, principalmente con una función de seguridad.

Le explicamos a continuación, suponiendo la presencia de una válvula selectora. Nunca manipule esta, ni ninguna llave, con la depuradora en funcionamiento. Léase las instrucciones del fabricante.

  • Filtración:el agua entra por la tubería superior al filtro, atraviesa las arenas limpiándose y sale por la tubería inferior del filtro.
    • Válvula selectora: filtración.
    • Sumidero: abierto total o parcialmente según el nivel de presión que indique el manómetro y si preferimos mover más el agua de superficie o fondo.
    • Skimmer: abierto.
    • Barredera o limpiafondos: cerrado.
    • Impulsión: abierto.
    • Llaves desagüe: cerrado.
  • Lavado de arenas:sentido inverso del agua a la filtración. Se remueven las arenas del filtro para expulsar la suciedad que han retenido al filtrar. El agua que circula durante el lavado de arenas se tira por el desagüe. Recomendable hacerlo al menos una vez a la semana. Su duración dependerá del tamaño del filtro. Para un filtro de unos 600 mm. de diámetro puede resultar suficiente con unos 3 minutos. El manómetro indicará una mayor presión en la medida en que el filtro acumule suciedad.
    • Válvula selectora: lavado.
    • Sumidero: abierto.
    • Skimmer: abierto o cerrado indistintamente.
    • Barredera o limpiafondos: cerrado.
    • Impulsión: abierto (da igual si se cierra)
    • Llaves desagüe: abierto.
  • Enjuague:posteriormente al lavado de arenas, se realiza el enjuague. Con ello se elimina la suciedad que ha quedado en el agua del filtro al separarse de la arena. El agua durante este proceso se tira por el desagüe. Su duración según el caso anterior puede estimarse en 20 segundos. En el lavado y el enjuague según los filtros o los testigos de las tuberías podrá verse la evolución del color del agua y cómo elimina suciedad.
    • Válvula selectora: enjuague.
    • Sumidero: abierto.
    • Skimmer: abierto o cerrado indistintamente.
    • Barredera o limpiafondos: cerrado.
    • Impulsión: abierto (da igual si se cierra)
    • Llaves desagüe: abierto.
  • Vaciado:vaciado de la piscina directamente al desagüe usando la fuerza de la bomba. Si desea vaciar la piscina completamente, cuide de que la bomba no saque toda el agua y continúe funcionando sin agua. Las bombas para piscinas se refrigeran con el agua que circula por ellas y trabajar en vacío acorta su vida útil y en muchas ocasiones la avería abocando a su sustitución.
    • Válvula selectora: vaciado.
    • Sumidero: abierto.
    • Skimmer: abierto o cerrado indistintamente.
    • Barredera o limpiafondos: cerrado.
    • Impulsión: abierto (da igual si se cierra)
    • Llaves desagüe: abierto.
  • Limpieza de fondo:limpieza del fondo de la piscina con un limpiafondos hidráulico, manual o automático. Realícelo según nivel de suciedad.
    • Válvula selectora: filtración salvo que el nivel de suciedad sea muy elevado y por ello prefiramos tirar esa agua por el desagüe y pongamos la válvula selectora en Vaciado.
    • Sumidero: cerrado.
    • Skimmer: cerrado. Si el limpiafondos absorbe demasiado fuerte abrimos parcialmente hasta encontrar un punto de presión adecuada.
    • Barredera o limpiafondos: abierto.
    • Impulsión: abierto.
    • Llaves desagüe: cerrado salvo que pongamos la válvula selectora en vaciado.
  • Recirculación:si desea que el agua simplemente circule para que se mezcle algún producto con el agua como puede ser la sal u otros.
    • Válvula selectora: recirculación.
    • Sumidero: abierto.
    • Skimmer: abierto.
    • Barredera o limpiafondos: cerrado.
    • Impulsión: abierto.
    • Llaves de desagüe: cerrado.
Otras tareas recurrentes de mantenimiento:

Control de niveles químicos del agua: fundamentalmente el nivel de cloro y pH. Mídalo si es posible todos los días, se tarda muy poco y es una garantía de seguridad y buen estado del agua. Otros parámetros pueden ser medidos fácilmente con aparatos similares, como salinidad, alcalinidad o nivel de ácido isocianúrico. También puede usted solicitar una analítica de laboratorio para conocer un gran elenco de todos los parámetros relevantes del agua. Ciertos valores a los que se da menor importancia deben cuidarse mucho, como el nivel de ácido isocianúrico o el de cobre.

  • Limpieza de la línea de flotación: resulta normal que con relativa frecuencia se observe la acumulación de suciedad en la pared del vaso de la piscina, a la altura de la línea de flotación. Existen productos específicos para su limpieza. En cualquier caso, el uso de la ducha para eliminar cremas bronceadoras o similares minimiza su aparición.
  • Limpieza del prefiltro de la bomba: según el nivel de suciedad y al menos una vez por semana es recomendable limpiar el prefiltro de la bomba. Para ello debe apagarse la misma y cerrarse todas las llaves que llevan al mismo.
  • Limpieza de los cestillos de los skimmers: los skimmers tienen normalmente unos filtros para retener elementos de suciedad. Recomendamos al menos una limpieza semanal de los mismos.
  • Limpieza de superficie del agua con quitahojas y de paredes y fondos con cepillo: ayudándose de mangos telescópicos, sírvase de un quitahojas y un cepillo para mantener limpia el agua de su piscina. Con el quitahojas podrá recoger elementos no deseados del agua. Con el cepillo, frotar adherencias en paredes y fondo de la piscina para removerlos y que lleguen al filtro.
  • Desinfección de zonas húmedas de paso: en ciertas zonas como las duchas puede aplicar con carácter periódico un producto de limpieza ordinario para su mantenimiento. Adicionalmente recomendamos la aplicación de fungicidas para evitar la propagación de hongos en sitios como duchas o similares.
  • Limpieza del vaso de la piscina: si en algún momento vacía la piscina, aproveche para limpiarla en profundidad. Lo idóneo es usar productos desincrustantes indicados para ello. Si usa una hidrolimpiadora, tenga cuidado de no aplicar una presión excesiva pudiendo arrancar la lechada en piscinas de gresites. En Piscinas Géiser nos gusta aplicar tras las limpiezas una capa de antialgas de manera preventiva. Recuerde que la piscina debe estar vacía el menor tiempo posible.
  • Lechada: aproveche al vaciar la piscina para dar una lechada nueva. Previene la caída de gresites y la pérdida de agua en el vaso. Piscinas Géiser recomienda el uso de productos específicos para este uso, de alta calidad.

Le recomendamos la creación de hábitos para garantizarse que no olvida ninguna tarea. Especialmente aquellas menos habituales y no por ello menos importantes que se pueden olvidar. Diferenciales, manómetros, niveles de cloro y pH…compruebe estas cosas pecando de exceso preferiblemente.

Lea siempre las etiquetas de fabricantes y siga sus indicaciones. Sea consciente de las diferencias que implica que una piscina sea de obra y gresite o de liner.

La piscina es un lujo del que usted quiere disfrutar, pero que sin duda requiere una gran atención. Si invierte en disfrutar, cómo no va a hacerlo en seguridad y tranquilidad. Recuerde que si lo desea, nosotros podemos encargarnos de ello.